¿La alimentación influye en nuestra belleza?

alimentacion belleza

Somos los que comemos. La alimentación que llevamos afecta a muchísimos ámbitos de nuestra vida, a nuestra belleza, también. Y es que aunque nos cuidemos por fuera para tener un aspecto maravilloso en todo momento, si no lo hacemos también desde dentro no valdrá para casi nada. Elementos como el colágeno, el retinol o los aminoácidos, presentes en muchos productos cosméticos que utilizamos en nuestro día a día, son sintetizados a través de lo que comemos, por eso, es importante cuidar la dieta que seguimos si queremos cuidar, también, nuestro aspecto general.

Ya vimos cómo combatir la celulitis con la alimentación, pues bien, lo mismo sucede con otros ámbitos relacionados con la belleza. Por ejemplo, si queremos eliminar granitos y acné deberemos dejar de comer harinas refinadas o alimentos grasos; para eliminar esa horrible sensación de piernas cansadas o la aparición de varices es importante que disminuyas el consumo de sal y aumentes la dosis de vitamina C y zinc. ¡Y así con muchas más cosas! Ah, también para el pelo, ya que si lo tienes quebradizo y frágil podrás ayudarte de la ingesta de hierro y vitamina C para que luzca más fuerte y bonito.

Beneficios estéticos de una alimentación saludable

La comida que ingerimos tiene su acción en nuestro organismo, pudiendo ayudarnos a mejorar el aspecto de la piel, de nuestro cabello… Y, del mismo modo, haciendo que luzca peor en caso de no llevar una alimentación equilibrada y saludable.

Es importante que nuestro cuerpo esté desintoxicado ya que las toxinas hacen que la piel se muestre apagada, sin vida. Para ello, es fundamental beber agua y estar siempre perfectamente hidratados, pues afectará muchísimo al estado de nuestra piel y nuestro pelo. Además de beber agua, incorpora productos con muchas vitaminas, minerales y ricos en ácidos grasos.

De este modo, hay algunos alimentos que te van a ayudar a estar más bella y, en consecuencia, también más sana. Aquellos ricos en vitamina C, por ejemplo, te van a ayudar a fabricar colágeno de una manera natural, una proteína que es la responsable de que tu piel esté tonificada, elástica y luminosa.

Otro ejemplo: los frutos secos nos aportan nutrientes vitales para que la piel muestre un aspecto terso y saludable. Tienen vitamina E, antioxidante que actúa frente a la acción de los radicales libres; vitamina B2, que controla la secreción de grasa, entre otras propiedades. Nueces, almendras o pistachos controlan el envejecimiento y oxidación de las células.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Cómo elegir y aplicar los correctores de ojeras

Los correctores de ojeras son uno de esos productos básicos, de fondo...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *