Manicura francesa ¿cómo la hacemos?

manicura francesa

La manicura francesa consiste dejar la punta de la uña de color blanco, y la más tradicional deja el color natural en la base aunque todo ello ha ido evolucionando y encontramos también, por ejemplo, manicura francesa de colores. Porque como dice el refrán, y valga la redundancia: para gustos, los colores.

Para hacer una manicura francesa perfecta hace falta un poco de paciencia pero también basta con conocer algunos trucos; la forma más sencilla de hacerlo es colocando unas pegatinas que venden exclusivamente para ello, ponlas en la uña de manera que la parte de arriba que vas a dejar blanca quede al aire y la puedas pintar sin pasarte al trozo de uña que quieres dejar con el color natural o que previamente habrás pintado con algún otro tono que te guste. La manicura americana es una variente en la que las puntas se pintan beige.

Manicura francesa paso a paso

Pero vamos a ver paso por paso cómo hacer en casa la manicura francesa. En primer lugar, deberás quitar los restos de esmalte que tengas de haberte pintado las uñas anteriormente, ya que éstas deben estar perfectamente limpias. Córtalas y límalas para darles la forma que más te guste.

Después, será el turno de arreglar las cutículas. Pare ello, las puedes humedecer y empujar hacia adentro con un bastoncillo o cortar con un cortacutículas si lo tienes, eso sí, este es un proceso complicado y puedes hacerte daño así que la primera alternativa es la mejor si lo vas a hacer en casa.

Una vez realizado esto, pondrás una capa de esmalte protector que además de proteger endurece e hidrata las uñas. A continuación, aplicarás el esmalte base y una primera capa de color rosa (pensando en la manicura francesa tradicional) que sea lo más natural posible. Deja secar bien la primera capa y dale una segunda. Cuanto más finas sean más aguantarán después.

En el momento en el que esté todo seco es el turno de dejar la punta de la uña blanca, puedes hacer dos cosas: hacerlo con la pegatina que hemos comentado antes o a pulso, para ello deberás dibujar una línea de esmalte blanco que haga la forma de la uña y pintar la parte de arriba de color blanco, hay pinceles de punta fina especiales para ello. Para terminar, retira los restos de pintauñas que hayan podido quedar por la piel y aplica un esmalte protector que dará brillo y luminosidad a tus uñas, el toque final a una manicura francesa perfecta.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Cómo hacer que mi melena brille más

Conseguir una melena brillante no es tarea sencilla, requiere de paciencia y...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *