Manicura francesa de colores, dale alegría a tus uñas

Se denomina manicura francesa esa forma de pintar las uñas con una base rosada o incluso incolora y las puntas blancas. Este tipo de manicura se popularizó en los años 20 debido a su naturalidad y su aspecto limpio. Una de las variantes que más de moda está actualmente es la manicura francesa de colores, una manera de dar alegría y diversión a tus uñas, aunque hay que hacerla bien para que no se convierta en un arco iris del desastre.
Azules, verdes, morados, amarillos, más pastel, más fluor… las posibilidades son muchísimas con la manicura francesa de colores y se huye también del fondo neutro rosa o color carne, ya que las tonalidades coloridas se aplican, también, a la totalidad de la uña, combinando así colores entre la punta y el resto.

Si nos atrevemos a hacer la manicura francesa de colores en casa, primero nos daremos una base protectora en las uñas para cuidarlas. Después, pondremos un celo o una pegatina especial que venden en cada uña dejando al descubierto la parte de arriba (podemos decidir el tampaño que más nos guste, más o menos media luna) y pintando esta zona del color que queramos y las veces que consideremos. Si queremos que el resto de la uña también tenga color, podemos pintar primero toda la uña del color que queramos en la base, colocar las pegatinas cuando esté seco y pintar de otro color la punta. Al finalizar, aplica un top coat para que el efecto del pintado sea más duradero y la uña esté más protegida.

Mirad este vídeo qué bien lo explica:

Manicura francesa de colores para el verano

Este tipo de manicura francesa de colores es muy adecuada, divertida y alegre para llevar este verano. ¿Por qué? Podemos combinar los colores con el de nuestra camiseta favorita, o apostar por un rojo y un amarillo cuando juegue la Selección en el Mundial de Brasil. Eso sí, hazlo con buen gusto y elegancia para no caer en colores estridentes que resalten por ser horteras más que por parecer bonitos…

Las uñas lucirán perfectas si eliges dos tonos que contrasten, sin que uno solape al otro, por ejemplo uno claro con uno oscuro pero de la misma gama. Es más difícil aplicar lacas sencillas y será más fácil si lo hacemos con esmaltes permanentes, sobre todo con pincel plano. En este ejemplo la media luna es muy finita y el resto de la uña no lleva color (izquierda), introduce color en la base (derecha) para dejar la punta de la uña coloreada solo en algunas… Puedes hacerlo así, pero en todas… Siempre quedará mejor todas las uñas del mismo color con la punta de otro pero también es posible hacer este tipo de manicura pintando cada uña de un color diferente… O combinando uñas con bases en distintas manos. Si queda bien, queda genial, pero es arriesgado. Las posibilidades son casi infinitas. ¿Cómo te gusta más a ti?

Visto en New Look Barcelona
Visto en New Look Barcelona
Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Cómo lucir una melena perfecta en otoño

Atrás quedan los días de sol, calor, piscina, mar y playa. Esos...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *