Iluminador de ojos y rostro, como aplicarlos

Lo vimos la semana pasada y lo hemos visto muchas veces. Un iluminador de ojos mal aplicado es horror. Y si no que se lo digan a Paula Vázquez, que posó así en el photocall de los Premios La Pesquera.

paula iluminador
Foto: Gtres

Ella se lo tomó con sentido del humor (no queda otra) y publicó en las redes sociales un mensaje que decía: “Por cierto os recomiendo a todas el iluminador para la ojera! La verdad que no se puede negar que funcione!!!”.

Para evitar que ocurra esto, vamos a ver algunos consejos para aplicar correctamente el iluminador de ojos y también en el resto del rostro si lo tenemos apagado.

Consejos para aplicar el iluminador de ojos

El iluminador nos ayuda a disimular los signos de cansancio y estrés.

      1. El iluminador debe aplicarse en el exterior del lagrimal, en la sien, debajo del arco de la ceja (siguiendo la línea del hueso) para ampliar la mirada y levantar visualmente los párpados, en la zona alta de los pómulos, de dentro hacia fuera en dirección hacia arriba, y un poquito, un pequeño toque, en la base de la barbilla y la nariz. Si no usamos sombra de ojos nos dará luz a los párpados. Si lo aplicamos desde la línea de los labios hasta el lóbulo conseguiremos disminuir el volumen de los pómulos.
      2. Si es en polvo lo aplicaremos con pincel o brocha.  Si es es en crema lo extenderemos con los dedos con pequeños toques.
      3. El tema de las cantidades, como acabamos de ver, es muy importante. Si nos pasamos podemos terminar como Paula Vázquez o como otras celebridades que no tuvieron cuidado con su iluminador.
      4. El iluminador debe ser muy parecido al color de nuestra piel para que se difumine bien en nuestro rostro y nos de un aspecto natural.
      5. Si nunca has usado iluminador, puedes empezar por uno transparente o blanco con pequeños brillos. Si tenemos la piel blanca nos sentarán mejor los que son rosados, si somos de piel oscura los hay en tonalidades doradas.
      6. No apliques el iluminador en imperfecciones como ojeras, granos, arrugas… No es un corrector y lo potenciará incluso más. Puede ser un complemento pero nunca sustitutivo.
      7. Para dar sensación de labios carnosos, puedes aplicar un punto en el arco de cupido, en el labio superior. arco de cupido
      8. Si no llevas flequillo, un punto de iluminador en el centro de la frente dará luz a tu rostro.
      9. En el resto del cuerpo, puedes aplicar iluminador, por ejemplo, sobre los hombros y escote si llevas una camiseta o vestido abierto. De nuevo cuidado con las cantidades y los brillos excesivos.

Imagen: Cazcarra Escuela Superior de Imagen

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

10 trucos infalibles para unas uñas fuertes y bonitas

Tus manos hablan por sí solas. Su lenguaje resulta femenino y a...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *