6 consejos para conseguir un vientre plano

Llega el verano y momento de llevar menos ropa y lucir nuestro cuerpo en la playa y la piscina. Nuestra tripa es uno de los principales caballos de batalla cada año, vamos a repasar 6 consejos para poder tener un vientre plano.

  1. La alimentación. Es muy importante llevar una dieta sana y eliminar determinados alimentos que nos hacen estar más hinchados o que nazcan más de los tan odiados michelines. Podemos comer (además es bueno) carnes magras y pescado a la plancha o vapor, huevos, cereales, verduras, puerros, zanahorias, frutos secos, infusiones, agua, fibra… Limita o evita lácteos, fritos, salsas, bebidas gaseosas, legumbres, chicles (nos llenan la tripa de aire), bollería, patatas fritas, pasteles… Elimina la sal, ya que su ingesta hace que las células se hinchen con agua para diluir el exceso de sodio, y como consecuencia tu tripa también crece.
  2. Los hábitos. Igual de importante que lo que comemos es cómo nos lo comemos, por eso, para conseguir un viente plano es fundamental comer con regularidad, sentados, tranquilos y, sobre todo, despacio. Entre 10 y 15 veces debes masticar cada bocado.
  3. Ejercicio. Es bueno caminar, hacer footing, natación o andar en bicicleta. Transcurridos 40 minutos de su práctica el cuerpo coge energías de las reservas de grasa. Si haces ejercicio durante una hora unas dos o tres veces al día ganarás tu batalla a los michelines. Hacer abdominales funciona para algunos y para otros no, porque hay que hacerlos bien para que sean eficaces y tonifiquen nuestro abdomen. También colabora realizar pilates, yoga, bailar y e incluso tener una postura correcta, ya que si no la tienes el abdomen se relaja. Todo influye.
  4. Estrés. Todo lo que pasa en nuestra cabeza se baja a nuestra tripa, de hecho, algunos llaman al vientre el segundo cerebro; y es que estrés, agobios, tristeza… hacen que la energía se bloquee y surjan dolores estomacales, gases, problemas de tránsito, etc. Debes aprender a relajarte a través de la respiración abdominal y también es bueno que te masajees la zona para estimular el tránsito y relajar la zona, en el sentido de las agujas del reloj.
  5. Agua, tés e infusiones. Para nuestra tripa el té (el té verde sobre todo) e infusiones son muy recomendables, por ejemplo, para aliviar gases con hinojo o comino, rábano negro, alcachofa o boldo para facilitar las digestiones o semillas de lino y fucus para estreñimiento. Beber agua también es imprescindible para eliminar el exceso de líquidos retenidos, sin abusar y no haciéndolo durante las comidas. Unos ocho vasos al día está bien.
  6. Duerme bien. El descanso es importante pero si no duermes lo suficientes terminarás acumulando grasa en el abdomen. ¿Por qué ocurre esto? Tenemos una proteína que se llama leptina que dice al cerebro que el cuerpo ya tiene el alimento necesario y hace que ya no sintamos hambre. La falta de sueno hace disminuir la producción de leptina, y en consecuencia aumenta nuestra sensación de que no estamos saciados y comemos más.
Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Peinados media melena, posibilidades y estilos

Ya los vimos en 2013 pero regresan para esta temporada 2014 con...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.